Cómo afrontar la llegada de un hermanito

llegada de un hermanito

Cuando tenemos a nuestro primer hijo nos tiene en exclusividad y recibe todas nuestras atenciones. En cambio, con la llegada de un hermanito esto cambia, y tiene que ser así porque a partir de ese momento toca organizarse de una manera diferente.

Es normal que el hermano mayor presente momentos de desconcierto, incluso de angustia ante la llegada de un nuevo miembro a la unidad familiar. Es complicado para él gestionar la nueva situación y aceptar que hay que integrarle. Sobre todo, ver mermadas las atenciones que antes recibía sólo él y no tenía que compartir.

Cómo ayudar a tu hijo mayor a asimilar la llegada de su hermanito

Hay muchas cosas que se pueden hacer para facilitar esta situación y así ayudar al hijo mayor a asimilarlo mejor. Es importante que empecemos a trabajarlo desde el embarazo, aunque no es recomendable precipitarnos, mejor ser prudentes y esperar mínimo 3 meses para ver que el embarazado cursa con normalidad.

Es muy positivo contarle que va a tener un hermanito, hablando del bebé siempre como “nuestro” para hacerle partícipe en las conversaciones y ciertas decisiones. Podemos contarle cómo va creciendo: hay vídeos en los que se va viendo la evolución del bebé mes a mes como “En el vientre materno”, incluso que nos acompañe a alguna ecografía o que note los movimientos a través de la barriga de mamá.

También es beneficioso involucrarle en los preparativos, puede ayudar con la habitación, elegir los muñecos, el color del chupete o el diseño del arrullo que le envolverá cuando salga del hospital. Evidentemente, nos referimos a dejarle decidir entre lo que previamente han aprobado los padres. Por ejemplo, si elige el nombre, que sea entre los que barajéis y así os guste a todos.

Una vez que el bebé ha nacido, es importante el momento en el que se conocen los hermanos y hay que tener presente que hay que darle un lugar al hermano mayor en todo momento, e incluirle para que no se sienta desplazado. Cuando vayan visitas a veros, es importante que saluden primero al hijo mayor, incluso que sea él quien os presente a su hermano, haciendo así que el protagonismo se reparta. Si quieren hacer un regalo, también se debe tener en cuenta al hermano mayor y tener un detalle con éste y así celebrar su nuevo título de “Súper hermano”, y convertir así este momento en algo más positivo aún para él. ¡Idea! tener detallitos preparados por si las visitas no lo han tenido en cuenta, así siempre habrá algo para el mayor ?.

Al llegar a casa, es importante dedicar tiempo en exclusividad al hijo mayor: el momento de mimos y cosquillas, ir al parque, hacer cena de “mayores”, ir al cine, leer cuento antes de dormir, ir al zoo… Cosas que sólo puede hacer él por ser más mayor que su hermano. La clave es mostrarle el lado bueno de ser hermano mayor y hacerle ver todo lo positivo.

También podemos aprovechar el momento de lactancia para que nos acompañé, y contarle cómo era él cuando era un bebé.  También nos puede ayudar en las rutinas del baño pasándonos el jabón y esponja, o a la hora del cambio haciéndolo con las toallitas y pañales… Pero siempre será una ayuda, nunca transmitirle la responsabilidad de cuidarle o enseñarle.

Es importante que nos cuente cómo se siente con tanto cambio, e intentemos hacerle entender que es normal que se agobie, incluso que a veces se enfade. Decirle que sabemos que no es fácil tener que ser paciente y no poder hacer lo que quiere por atender y cuidar al hermanito. Y por supuesto, animarle a que siga así porque lo hace realmente bien, y felicitarle por el gran hermano mayor que es. Es importantísimo elogiar todo lo que hace bien en cada momento, ya que así lo reforzaremos y hará que continúe en esa línea.

No debemos perder de vista que, aunque se haya convertido en hermano mayor, sigue siendo pequeño y teniendo las necesidades de un niño. También tenemos que tener claro que no se deben hacer comparaciones ni comentarios del tipo “pareces un bebé como tu hermano”, “Portándote así eres un bebote, chupete y a la cuna”… Esto sólo hace crecer una brecha entre ellos y que aparezcan esos celos que tanto queremos evitar.

Cuentos para el momento de la llegada de un hermanito

A continuación, desde nuestra escuela infantil os proponemos algunos cuentos infantiles que tratan este tema, cada uno de ellos centrado en una circunstancia diferente dentro de lo que supone la llegada de un hermanito.

  1. Dentro de nuestra mamá. Autor: Jo Witek. Ilustradora: Christine Roussey. Editorial: Bruño.
  2. El cambalache. Autores: Jan Ormerod y Andrew Joyner. Editorial: Ekaré.
  3. El niño nuevo. Autora: Lauren Child. Editorial: Juventud.
  4. Espero un hermanito. Autora: Marianne Vilcoq. Editorial: Corimbo.
  5. Helio con hache. Autores: Armand Susana Gómez. Editorial: Takatuka.
  6. Nace Eugenia. Autoras: Candy Tejera, Cristina Méndez. Editorial: Ob Stare.
  7. Siempre te querré, pequeñín. Autora: Debi Gliori. Editorial: Planeta.
  8. Todos sois mis favoritos. Autor: Sam McBratney. Editorial: Kókinos.
  9. Tú y yo. El cuento más bonito del mundo. Autora: Elisenda Roca. Editorial: Combel.
  10. Y de regalo… ¡superpoderes! Autora: Elena Moreno. Ilustradora: Lucía Serrano Editorial: SM.

Deja un comentario

Contacto

C/ Porto Colón, 14, 28924 Alcorcón (Madrid)

91 610 32 41

Solicita Información