Proyecto Educativo

En Locos Bajitos entendemos que el niño tiene que desarrollarse en un clima agradable y lleno de estímulos, donde prime la confianza y el cariño, y así, poco a poco, irá descubriendo que tiene un gran mundo por explorar, muchos amigos por conocer y profes que le quieren y le animan a que progrese, y a que ante todo, sea un niño feliz.

Por ello, todo nuestro trabajo está orientado al juego, es a través del juego cuando se despierta la curiosidad y el aprendizaje va de la mano. Nuestro enfoque es respetuoso con el desarrollo de cada niño, adaptándonos a las necesidades individuales y sin forzar el ritmo madurativo de cada alumno. Alentamos su desarrollo proporcionándoles ambientes estimulantes que invitan a explorar a nuestros pequeños intrépidos, procurando siempre que sea posible darles libertad de movimiento y donde la experimentación cobra especial protagonismo, como guía del aprendizaje por descubrimiento.

La disciplina positiva es clave en la interacción con nuestros niños, todo se construye con amabilidad y firmeza; esta es la base de nuestra forma de trabajar. Al ser una escuela pequeña tenemos un trato muy cercano y familiar, donde las familias tienen un papel muy importante y activo dentro de nuestro proyecto educativo.

Con respecto a nuestra línea pedagógica, trabajamos una metodología ecléctica, ya que nuestro proyecto tiene influencias de diferentes enfoques como pueden ser la teoría de Inteligencias Múltiples, diferentes Pedagogías Activas, Waldorf, Reggio Emilia, Amara Berri… y muchas más, que hace que nuestro proyecto sea muy completo, y se preocupa por ofrecerles estímulos que potencien al máximo su desarrollo.

La socialización es otro factor clave, el pertenecer a un grupo de compañeros favorece el aprendizaje y les permite desarrollarse a otro nivel, ya que les hace tomar una perspectiva muy diferente de la que pueden tener en casa. Aprender a respetar a los compañeros, a compartir, a ser pacientes, a lidiar con pequeñas disputas que se generan fruto de la propia interacción entre niños… son cosas muy importantes que les hacen aprender a vivir en sociedad. De la misma manera, cada día fomentamos en ellos que sean buenos, humildes, generosos, ya que la educación en valores es importantísima para nosotras y es algo más que enseñamos desde la cuna.

Disponemos de dos profesoras por aula, esto hace que el tiempo se duplique, el estrés se divida y las ganas de hacer actividades que dejen fascinados a los peques se multipliquen... Y, ante todo, nos facilita mimar hasta el detalle el acompañamiento que hacemos a nuestros Locos Bajitos, ya que así podemos estar más pendientes de las necesidades de cada niño. Esto nos permite trabajar más desahogadas y, sin duda, se le transmite a los niños, traduciéndose en tranquilidad y cariño, y dedicando más atención a situaciones de aprendizaje y no sólo a lo meramente asistencial.

Inglés

Nuestra escuela es bilingüe en inglés y disponemos de doble programación curricular. Incorporamos este segundo idioma en nuestro proyecto educativo a través de la inmersión lingüística, ya que parte del equipo habla a diario a los niños en inglés siempre, haciendo así las rutinas con ellos en esta lengua y por ende, introduciendo este idioma con total normalidad en su día a día. La tutora de cada aula habla en nuestra lengua materna para generar un entorno de confianza y facilitar la comunicación con los niños, mientras que otras profes se dirigen a los niños en todo momento en lengua inglesa.

Gabinete Psicopedagógico

En Locos Bajitos tampoco nos olvidamos de trabajar la inteligencia emocional, algo a lo que damos especial importancia ya que procuramos que desarrollen cualidades emocionales y habilidades que tan útiles les van a resultar en su vida.

El método educativo que trabajamos tiene un enfoque constructivista en el que el juego, la experimentación y la creatividad son pilares fundamentales. Planteamos una metodología flexible, abierta y estimulante, que hace que las profesoras puedan elegir los contenidos y adaptarlos, respetando así el ritmo y momento madurativo de cada alumno, y dándoles una atención individualizada para cada uno de ellos.

Sabemos que cada niño es diferente y que no todos necesitan lo mismo, por ello nuestro equipo dispone de un gabinete psicopedagógico que trabaja a diario para poder dar alternativas a cada caso. También se ocupa, mediante tutorías personalizadas, de dar pautas a los padres para ayudarles en esta tarea tan difícil que es educar a un hijo.

Nos gusta que haya una relación estrecha entre la familia y la escuela, ya que es muy importante seguir una misma línea y que juntos trabajemos hacia una meta común, educar a nuestros pequeñines para que se conviertan en personas plenas y felices.