Beneficios de la natación para bebés

natación para bebés
5/5 - (1 voto)

Las clases de natación son una de las actividades extraescolares más practicadas por los peques cuando empiezan el cole por los muchos beneficios que tiene, pero ¿sabías que hacer ejercicios en la piscina también es una actividad muy recomendable para los bebés? Además de tener incontables beneficios para su desarrollo, acostumbrar a los peques al medio acuático es muy importante para quitarle el miedo al agua a los peques y prevenir accidentes en un futuro. ¿Habéis oído hablar de la matronatación? Podríamos llamarlo la natación de los bebés, ya que es un tipo de natación adaptada para niñas y niños de pocos meses que aún no pueden aprender a nadar, pero sí a obtener los beneficios de los ejercicios en el agua. Desde nuestra escuela infantil os contamos cuáles son esos beneficios.

¿En qué consiste la natación para bebés?

La matronatación es una variante de la natación en la que participa el bebé junto a uno de sus progenitores, quien se ocupará de proteger su seguridad en el agua y de guiarle en los ejercicios. ¿Cuál es el objetivo de estos ejercicios en la piscina? Tiene varios, pero los principales son fortalecer el vínculo familiar y estimular las capacidades cognitivas, motoras y sensoriales de los bebés.

¿Qué ejercicios integran las sesiones de matronatación? Antes de profundizar en los ejercicios que componen la natación para bebés, es importante recordar que se trata de una actividad dirigida. Con esto nos referimos a que debe ser guiada por un monitor especializado que conozca las limitaciones y necesidades de los peques para garantizar su seguridad, así como para que pueda aprovechar al máximo los beneficios de hacer ejercicios en el agua.

Tomando los 6 meses como la edad más indicada para empezar, la matronatación está integrada por ejercicios de relajación sobre colchonetas y “churritos”, el tradicional chapoteo, juegos con pelotas hinchables y ejercicios de balanceo con los brazos de la mamá o el papá en diferente posturas.

¿Por qué es beneficioso que los bebés vayan a la piscina?

Practicar ejercicios en el agua desde edades tempranas es muy beneficioso para el desarrollo de las niñas y los niños, especialmente para su desarrollo psicomotor. El agua se convierte en un entorno ideal para que los peques puedan desarrollar su flexibilidad, con una libertad de movimientos que en suelo no tienen. Los ejercicios de matronatación fortalecen su musculatura, aportan agilidad a sus movimientos y favorecen su coordinación.

¿Sabías que la natación para bebés también es beneficiosa para su salud cardiorrespiratoria? Está comprobado que los ejercicios en agua para bebés consiguen ayudarles a ampliar la capacidad pulmonar y estimular el desarrollo del sistema cardiorespiratorio. Además, los niños y las niñas que van a la piscina frecuentemente verán fortalecido su sistema inmunológico.

Por otro lado, al igual que nos ocurre a los adultos, hacer ejercicio en el agua tiene un efecto relajante. Están pensados especialmente para niños con dificultades para dormir, ya que la matronatación favorece su descanso. Además, este estado de relajación se verá reflejado tanto en la tranquilidad de las noches como en otros momentos del día, como el momento de la comida, entre otros.

Y para cerrar este artículo, no podemos olvidar mencionar el beneficio más importante, que es el fortalecimiento del vínculo entre el bebé y la mamá o el papá. Al ser su único apoyo dentro del agua, aumentará la confianza del bebé hacia sus progenitores. Además, los peques que acuden a este tipo de clases en grupo se convierten en niñas y niños más sociables.

Desde nuestra escuela infantil os animamos a practicar estas y otras actividades similares con vuestros peques. Y recordad que siempre podéis contactar con nuestro equipo de profes para preguntarnos cualquier duda que tengáis sobre el cuidado de los bebés. ¡Estaremos encantados de ayudaros!

Deja un comentario

Contacto

C/ Porto Colón, 14, 28924 Alcorcón (Madrid)

91 610 32 41

Solicita Información